Skip links

Una historia detrás de un vino

Una historia detrás de un vino

 

Deseado! Nuestro Espumante

En Bodega Familia Schroeder contamos con una Fábrica propia de Vino Espumante, orientada al sistema Charmat, equipada con tanques autoclaves e implementos que deben resistir las altas presiones (isobarométricos).

Allí se elabora nuestra línea Deseado integrada por dos Vinos Espumantes Dulce Natural, Deseado (100% Torrontés) y Deseado Rosé (90% Torrontés y 10% Malbec), ambos elaborados en base a una única fermentación directamente del jugo de uvas. Esta línea nace del “deseo” de nuestro enólogo Leonardo Puppato, quien cuenta que “hacía mucho que quería hacer este vino, incluso antes de trabajar en Familia Schroeder. Fue una condición al ingresar a la bodega, no quería dejar de hacer espumantes”, recuerda Leo.

“Este tipo de espumante es un producto que siempre me llamó la atención, con una elaboración similar al Asti… y me lo imaginé con Torrontés”, explica el enólogo. Para elaborar Deseado no se produce un vino base como es usual, sino que se parte de un mosto al que se le agrega la levadura y los nutrientes para realizar la fermentación. Una vez iniciada, los azúcares se consumen desde 220 a 95 gramos y se cierran las válvulas del tanque para comenzar a retener el gas carbónico producido. La toma de espuma avanza hasta descender a los 65 gramos de azúcar, nivel en el que se paraliza la fermentación, enfriando bruscamente desde 15° a -4°C. De esta manera se logra un espumante muy aromático, frutado y fresco, de fino y elegante perlage.

“El Torrontés Riojano plantado en la Patagonia es totalmente diferente al que se obtiene en otra zonas productivas del país, como Salta. Es aromático pero no tan explosivo y tiene una acidez espectacular. Al principio compramos la uva e hicimos un solo tanque. En el 2005 fue un lanzamiento osado: un espumante de Torrontés dulce natural y patagónico”, destaca Puppato.

“Deseado Torronés fue un producto que explotó. Tuvimos que sacar Merlot y plantar Torrontés”, enfatiza. La primera producción fue de 14.000 botellas y hoy la bodega elabora más de 600.000.